Logotipo ACIME
Caso YAK-42

El Ministerio de Defensa seguirá el dictamen del Consejo de Estado

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se reunió en la mañana de ayer, 10 de enero, durante hora y media con la Asociación de Familias del YAK-42 y sus abogados.

En este encuentro, que trascurrió en un clima de cordialidad y franqueza, la ministra escuchó las reflexiones de los familiares y les trasmitió personalmente su apoyo y el compromiso inquebrantable con el recuerdo y la memoria de las víctimas por parte del Ministerio de Defensa, del Gobierno, y de toda la sociedad española.

La ministra manifestó a las familias que seguirá el dictamen del Consejo de Estado, pese a su carácter no vinculante. Con independencia de que los tribunales de Justicia determinaron en su momento que el Ministerio de Defensa no tuvo responsabilidad civil o penal en el accidente aéreo, el Consejo de Estado establece la responsabilidad patrimonial del Estado en el accidente del YAK42 ocurrido en el año 2003.

El dictamen señala que el reconocimiento de esta responsabilidad patrimonial de la Administración Pública “no está asociado a la afirmación de la concurrencia de actuaciones subjetivas generadoras de cualquier tipo de culpa”. Dicho dictamen reconoce que las indemnizaciones resarcitorias ya fueron sufragadas.

Por último, la ministra de Defensa mostró su máxima disposición a colaborar en las peticiones de los familiares.

Fuente: Ministerio de Defensa

1989-2014

25 años compartiendo una misión

 
ACIME

ACIME

Calle Leonor de la Vega, 7, bajos
28005 MADRID
Telf: 913 650 765
Fax: 913 650 765 / 913 546 729
Aptdo. Correos 5051 - 28005 MADRID

ACIME



Correos electrónicos:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.